Desovilla el viento
mi adormecido verbo
y lento, lento se tiñe de tí...





jueves, 24 de junio de 2010

AQUELLA MUJER



Errante, diluyèndose en sombras,

y el tiempo en gotas se escurre.


La vida se desdibuja, ante sus ojos,

y sus ojos olvidaron los colores,

el dolor se ha hecho carne,

ha astillado sus huesos.


Espera...

y el tiempo se escurre, se diluye en sombras...

Un abrigo, un mendrugo de pan,

suenan a riqueza las migajas,

y en sus labios, el màs puro pliegue.


Una làgrima, imperceptible,

y ella, abre su mano al sol, y espera...



Raquel Martinez.

4 comentarios:

  1. Gracias por dejar tu huella!!
    Cariños!

    ResponderEliminar
  2. Perfecto, que bien andas últimamente querida amiga.
    Saludos de Perú

    ResponderEliminar
  3. GRACIAS!!!
    ME HACE FELIZ QUE MIS VERSOS SEAN DE TU AGRADO!!
    UN BESO GRANDE, DESDE MI BELLA ARGENTINA !!

    ResponderEliminar